PRODUCTOS PRINCIPALES

Plantas purificadoras de agua, osmosis inversa, agua destilada y mas...     
Aquarent, S.A. de C.V. Michoacan 63 Col. Moguel Hidalgo 14260  D.F. Tel 56523766 Fax 51353270    Regresar a pagina de inicio


PROCESOS
PURIFICACION

ozonacion-del-agua

ozonacion-del-agua
ozonacion del agua

· PROCESO DE OZONACION


El proceso de Ozonación es un proceso de oxidación avanzada. Los componentes del proceso de Ozonación es el tratamiento del gas de origen, el generador del ozono, el contacto del agua con el Ozono y la destrucción del ozono no usado.

El proceso de Ozonación sigue dos etapas, la primera es suministrar el Ozono en una mezcla con aire u Oxigeno al agua a tratar, dispersados de tal manera que el área de contacto con el agua donde se inyecte sea lo máximo posible. La segunda etapa del proceso se lleva a cabo en el contacto del Ozono con los compuestos orgánicos e inorgánicos del agua para su oxidación. El ozono remanente en el agua, permanece como Ozono residual y el ozono no utilizado se libera del reactor. La desinfección ocurre en el momento en que daña y destruye componentes críticos de los microorganismos aún los recalcitrantes como la Giardia, viruses y ciertas formas de algas. La efectividad de la desinfección es directamente proporcional a la Concentración del Ozono (C) y al tiempo de contacto (t).

TRATAMIENTO CON OZONO

· PROPIEDADES DEL OZONO

El Ozono es una forma alotrópica del Oxigeno con tres átomos, se encuentra en forma diluída con una mezcla de aire u Oxigeno. Es más soluble en agua que el Oxigeno, pero debido a su más baja presión parcial, es dificultoso obtener una concentración mayor que pocos miligramos por Litro en condiciones normales de temperatura y presión. La reacción del Ozono en el agua, se realiza bajo dos mecanismos: primero en forma directa debido a su triple valencia, es capaz de oxidar muchos compuestos orgánicos e inorgánicos en forma lenta; el segundo, en forma rápida, por la formación de ion hidroxilo, agente oxidante de mayor poder que el mismo Ozono, por lo que se le utiliza para oxidar los constituyentes indeseables del agua y en la desinfección. Estos dos mecanismos lo hacen, 1,5 veces más oxidante que el cloro. En las referencia (1) indica la propiedad de no formar subproductos tóxicos como otros desinfectantes.